Gestalt me dará la razón

No podré verte a los ojos, los míos traicionan a mi corazón; veré tu silueta y Gestalt  me dará la razón, verás mis ojos pero no los podrás mirar. Se disipa el dolor y con él tus huellas en mi corazón, ya no es preciso mudar si estás en el aire del que he de respirar.  No es preciso vivir como en un…

CAnto deL OrgUllO

Como la caja de Pandora, no sabes lo que te va a revelar, no preguntes, no busques, es lo único que no debes explorar. Vivo en constantes guerras y quedan muchas por ganar, no he de bajar la cebeza, inteligentemente he de reaccionar, no me verás caer, no me verás llorar, la cajita de Pandora…

LA AMIGDALITIS DE TARZÁN- Alfredo Bryce Echenique

1.      Aspectos biobibliográficos 1.1  Autor Nacido en Lima el 19 de febrero de 1939, Bryce se crió en una familia de banqueros. Nieto de un presidente de la República y descendiente del último virrey del Perú, el escritor tuvo una infancia dorada y frecuentó los mejores colegios de Lima. Esa época ha quedado inmortalizada en…

LamentOs

Hace unas semanas hablamos de nuestra amistad, nos habíamos distanciado, a pesar de lo que argumenté ella sigue defendiendo su hipótesis: nuestros horarios. Ayer fue un domingo especial, fue el día de la fiesta de la Divina Misericordia y también del onomástico de mi primo, a quien nuestro círculo de amigos le preparó una pequeña…

AnáfOra

Mientras me asomaba por una de esas ventanitas de las que facilita a una la internet, me refiero al MSN, me fue inevitable escribir en mi mensaje personal una de esas frases que se te quedan grabadas con tan solo escucharlas una sola vez: “Ergo, no veo fracaso, sino por lo contrario una hermosa aventura bien cumplida”…

Literatura: lo que no debemos dejar de leer

Para comprender el Romanticismo, el Realismo y el Simbolismo debemos leer algunas obras de sus representantes. ROMANTICISMO “El alacrán de Fray Gómez” por Ricardo Palma A Casimiro Prieto Valdés Principio, principiando; principiar quiero por ver si principiando principiar puedo. In diebus illis, digo, cuando yo era muchacho, oía con frecuencia a las viejas exclamar, ponderando…