AnáfOra

Mientras me asomaba por una de esas ventanitas de las que facilita a una la internet, me refiero al MSN, me fue inevitable escribir en mi mensaje personal una de esas frases que se te quedan grabadas con tan solo escucharlas una sola vez: “Ergo, no veo fracaso, sino por lo contrario una hermosa aventura bien cumplida”…