Quédate a mi lado o llévame contigo

Fátima estaba preocupada. Había tenido una larga plática con Mariana. Mariana le había confesado que ahora le gusta Fausto. Le parecía mentira todo lo que le había contado (es solo su percepción). Le era difícil pensar que Mariana ya había olvidado a Paolo, por otro lado, pensaba que Mariana le contaba éso a propósito para que se…

Símil

Como faro que ilumina, por tu luz mi ser te busca. Mis tropiezos a a oscuras maldicen tu ausencia y ven en mis heridas insignificante dolor, que es nada comparado con el dolor que provoca la falta de tu voz. Pobre alma! compadece mi tropiezo, maldiciendo los motivos y un hombro que no es eterno se va retirando hasta un…