¿Por qué nO?


Estaba con mi amiga Julia caminando alrededor del parque, yo le estaba contando sobre Adrián, el chico de la clase de Relaciones Públicas, y le  decía que por extrañas razones ya no podía dirigirle la palabra; pero, no porque nos hayamos enemistado, sino porque él hace que me ponga muy muy muy nerviosa; pero, no del tipo tomate, sino de ese nerviosismo que hace que te brillen los ojos y ni hablar de los cachetes porque se ponen muy colorados. Quizás él sí me gusta un poquito.

El otro día, muy temprano en la mañana, salimos al patio con las cámaras, teníamos que grabar una conversación de un minuto en diferentes planos y ángulos, mi grupo y yo nos ubicamos al frente de las gradillas y empezamos a trabajar en la grabación, estábamos un poco desorganizadas, me preguntaba qué hago al ver actitudes poco favorables al desarrollo del trabajo, tenía la cabeza muy en el fondo del mar con la presión encima, definitivamente era un “nos volveremos a reunir para terminar de grabar”, ya quería que toque el timbre de salida cuando veo salir del edificio de talleres a Adrián, ya no quería que toque el timbre, quería quedarme más tiempo y que él se quede más tiempo y así que nos crucemos y nos encontremos frente a frente, o no importa en  diagonal, pero quería que se dé ese momento de intercambio de miradas, esos momentos en los que  el silencio lo dice todo y lo que sobra sean las palabras… de hecho eso es demasiado, en realidad solo queria un contacto visual, me gustaban esos momentos con él, porque era como si hubiera mucho por decir y cada encuentro así solo confirmaba que efectivamente hay mucho por decir, quizás esas eran las alas que le quería poner a mi chanchito rosado; ese día después de verlo cruzar supuse que no se iría aún; pero, lo perdí de vista.

Mis amigas y yo entramos a los servicios higiénicos, se había terminado el papel y salimos, mi amiga sugirió entrar al baño de hombres que estaba vacía y sacar un poco de papel para las tres, pero “es el baño de hombres” dijo mi otra amiga y nos fuimos, de pronto sentí unas ganas inmensas de mixionar y fui corriendo al baño de hombres, por suerte encontré en la entrada a una de las encargadas de limpieza y nos proporcionó papel higiénico, luego por el  pasillo llegó la otra encargada de limpieza con un rollo para colocarlo en el baño de mujeres, yo con el papel mano entré y salí tan rápido como pude después de jugar echándonos agua, en ese momento no pensamos en el doble  trabajo que le estábamos dando a las señoritas de limpieza, pero luego, al salir de los servicios hicimos un compromiso de no volver a jugar así… hasta un día después que volvimos a jugar  en el baño de la biblioteca. Salimos de los servicios yo me quedé conversando con un amigo del ciclo anterior y ellas se adelantaron, las perdí de vista y no sabía a dónde se iban, minutos después me llaman y me estaban esperando en el cuarto piso de la biblioteca, caminé como caminaría el correcaminos y llegué al ascensor, estaba a punto de cerrarse cuando otra chica puso su brazo  para ser detectado por los sensores y  no se terminara de cerrar, él estaba allí, Adrián estaba allí, me miró, lo miré  y me apresuré en entrar, me concentré en las puertas corredizas,   tenía miedo que Adrián pudiera captar mi nerviosismo así que  me afloré en mi razón y cuando llegamos al cuarto piso salí envalada, pensé que seguiría subiendo pero no, lo vi en el pasillo y me miró, me gustan esos momentos pero después que haya pasado, en esos instantes lo único que hize solo fue caminar con más rapidez hasta el salón de lectura. Una vez más opté por solo recordarlo, reproducir la escena de la primera vez que lo conocí y conversamos, y tener como consuelo las previas miradas calculadoras a esos momentos. Con esto me doy cuenta que cuando una anda embobada y se deja consumir por el nerviosismo y la timidéz todo se pierde, sea poco o mucho, igual se pierde. Antes de que me gustase si podía hablarle; sin embargo, ahora no, trataré de verlo como antes, quizás así pueda hablarle y no escapar. ¿Por qué nO?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s