Espacios apretados


Eramos cinco, como los dedos de una mano.

Eramos cinco, como los sentidos corporales.

Eramos cinco, como lo son las funciones intelectuales: razonamiento, inteligencia intuitiva, memoria, abstracción e inteligencia creadora o inspiración.

Eramos cinco, como el resultado de la división del diez, un número perfecto.

Eramos cinco, pentada de la naturaleza por su capacidad generadora, eje de la vida…

Ahora, soy como el éter, libre, diferenciada. Un quinto elemento suelto que se aleja de los demás, recorriendo amplios espacios apretados queriendo hacerse superior.  Y como el éter,  no olvido que sin ellos dejaría de existir,  que sin ellos dejaría de ser el quinto elemento.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. escribes bonito… Solo q nu escribes muy seguido, eres mas q una acetona o aceituna amiga eter =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s