Amor amargO


Hola, necesito hablar. No soporto estar más en este ambiente. A veces mi tía me hace sentir tan incómoda con sus miradas, siento que estamos en competencia y no entiendo el porqué.  Nos vemos en la tarde, te parece?…

Hola, te llamé al celular para no tocar tu timbre. Lo siento Mariset, se le terminó la batería; anda, vamos al mirador que allí sí vamos a poder conversar con más comodidad. Oye, ya bájale que no creo que sea para tanto. Sí lo es, acá no puedo gritar lo que me incomoda! Ok, vamos.

Ay no, allí viene Rodolfo… Estás bien? es la primera vez que te escucho decir su nombre así como si no quisieras verlo; es tu enamorado, mujer reacciona!. Sí, lo sé… no entiendo por qué de pronto no tengo ganas de verlo, además no puedo evitar recordar la tontería que hizo con Braulio. Bueno bueno, en eso sí tienes mucha razón, cómo se atrevió a meterse en tus asuntos sin consultarte. Sí… ahora Braulio está muy mal por lo que le dijo Rodolfo, él esperaba que yo sea quien le vaya a dar la noticia de que ya tengo enamorado, no entiendo qué me vio y por qué Rodolfo hizo eso. Ya ya, cambia la cara que ya está muy cerca.

Hola cariño, te he extrañado como no te imaginas. Rodo, qué haces aquí, casi siempre llamas antes de venir y ahora estoy de salida con Mariset. Amor, yo solo quería darte un sorpresa, pero ya te llamo en un par de horas; casi lo olvido, te traje esto, espero que te guste. Gracias Rodo, no era necesario…

Qué te pasó, por qué lo despachaste tan rápido? yo podía ir a la casa de Gus. No te digo que no sé porque no deseo verlo, ni tenerlo cerca, y no le voy a decir que aún sigo incómoda por lo que le hizo a Braulio. Oie, espera, no crees que estás tomando muy a pecho lo de Braulio; no será que sientes algo más por Braulio? fíjate cómo te comportas, es la impresión que me das. Ay, Mariset… no lo sé, no sé qué pasa conmigo…

Espera un momento, es Braulio que llama. Mariset, dile que estás conmigo. Quiere hablar contigo…

Bra cómo estás. Sí estoy bien, me preguntaba si Rodolfo no se molesta si converso contigo. No nada que ver, por qué me dices esas cosas, si sabes que no me agrada que me digan que puedo y que no puedo hacer. Parece que Rodolfo no piensa eso,  no sé cómo consiguió mi número, pero me dijo que  pierda cuidado porque él te hará muy feliz… Cuanto lo siento, no creí que fuera capaz de tanto… Bueno, no tengo más que decirte, adiós. Braulio…

Tranquila… Pero Mariset, no entiendo por qué Rodolfo es así, cuando lo conocí aparentaba ser tan ideal, perfecto… y ahora, no queda nada de eso. Basta… no es motivo para derramar lágrimas. Es que siento impotencia por no poder evitar las tristezas de Braulio, y por otro lado siento que Rodolfo actuando así me toma como un trofeo, un objeto que no piensa ni decide nada, no me respeta y hace cosas sin consultar, no me toma en cuenta como persona… Ya hermanita, basta, no llores… Y lo de mi tía… por qué me pasan estas cosas a mí.

Espera, llamaré a Rodolfo. Piensa bien lo que vas a hacer… Sí yo sé lo que haré, ya no soporto esta situación, ya no lo quiero. Pero nena… Esta relación ya no va.

Pasaba cerca y decidí visitarte, cómo te sientes. Mariset qué bueno que viniste… Rodolfo me ha estado siguiendo, no sé qué es lo que pretende. Cómo??? Sí, me sigue y no me deja en paz, me dice que solo podré ser feliz con él… Pero él está loco. Sí, incluso le reclamó a Braulio y le propinó varios golpes…Mariset no sé qué hacer, me asusta salir por que casi siempre me lo encuentro en la bodega de la esquina. Tranquila, pediremos ayuda…

Un comentario Agrega el tuyo

  1. wow…. me dejas en silencio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s