Amor de madre


Terminaba un día muy cargado, no podía pensar bien las cosas. Regresaba a mi casa y me estaban acompañando dos grandes amigos, sentía que todo me daba vueltas, no podía creer lo que estaba pasando. Viéndolos a mi lado “soy muy afortunada” pienso, la mayoría de mis amigos son leales, confiables y siempre están cuando los necesito, obviamente cuando se puede. Bruno se fue y me quedé con Fabián. Me estaba reanimando, él también estaba afectado y aún así me estaba animando, me sentía egoísta por momentos, en otros pensaba que ya debía meterme a mi casa pues en esos momentos no puedo apoyarme en personas, que casi estoy segura, sienten algo por mí.

Ya debo dejar de ser muy prejuiciosa.

Era la una de la madrugada cuando me iba a descansar, estaba demasiado triste y necesitaba alguien cerca, deseaba sentirme protegida, me sentía bloqueada. Antes de apagar mi computador, mi mejor amiga me decía “debería estar ahí a tu lado”, yo sé que realmente deseaba consolarme, pero no se podía, y con todo lo que ya me había dicho ya era muy significativo para mí. Por otro lado, mi amigo me decía que llore mucho, que bote todo, que me desahogue para que mañana amanezca mejor. Él tenía razón, debía hacer eso, debía dejar de hacerme la dura y sacar todo lo que tengo dentro, ser sincera con mi dolor, conmigo misma. Me costaba mucho hacer notar mis deseos de llorar, aún soltando algunas lágrimas sentía mi dureza.

Como mi papá está de viaje la mayoria de las noches duermo con mi mamá, y esa noche no sabía qué hacer, mi mamá notaría mi estado, se diría a sí misma “mi hija está llorando, ella que siempre se muestra tan dura”, deseaba hacerme chiquita y que ella me tenga en sus brazos acariciando mis cabellos y luego me decía a mí misma que no me puede ver así, no me puede ver caída. Me acosté y no soporté más, era mi interior que me pedía pronunciarse, eran mis deseos de que mi madre me tenga entre sus brazos consolándome como cuando era niña, deseaba sentirme protegida, deseaba que sepa lo que me estaba sucediendo, deseaba sacar todo lo que tenía dentro y que sea ella quien me consuele, ella que siempre lo había hecho jutno con mi padre, hasta que yo empezé a crecer y me empezé a alejar y empezé a ser más fría y poco demostrativa. Solo pasaron segundos para que ella me diga que te sucede con su voz tan dulce,  le decía que eran tonterías, sin embargo ella siguió preguntando, esta vez no pudo mi dureza, esta vez ganó mi interior, mi sensibilidad, y desaté en llanto.

Era la segunda vez que lloraba en los brazos de mi madre en diez años. No me sentí sola, sentí que ella estaba allí apoyándome, consolándome, ayudándome a superar esto, ayudándome a sentirme mejor.

Amanecí mejor, deseaba decirle gracias mamá por estar conmigo, me haces sentir que no estoy sola en esto, eres más que una madre; y aunque a ella también le cueste ser muy demostrativa es mucho para mí lo ha hecho. Te amo mamá.

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sergio dice:

    Excelente historia, la verdad que si el amor de una madre y de un padre son unicos, tal vez es doloroso no tener el amor que uno tiene por esa persona o no se correspondido o perder por x motivos el amor de alguien pero el amor de nuestros padres es lo que tenemos nosotros al nacer y es lo que nunca se nos borrara y lo que nadie jamas podria quitar. =)…
    pd: oye mili a la prox algo alegre te juro q lei eso recorder unas cosas del pasado y me puse melancolico hasta estoy lagrimeando…abuu… u_u bueno no importa n_n a veces es bueno llorar, no se porque jeje

  2. anónimo dice:

    Hola Milagros.

    La historia que contaste me parece muy conmovedora y muy real a la vez. En la vida siempre van a haber cosas tristes por las que uno tiene que pasar, y que mejor refugiarse en el amor de una madre. Siempre uno debe desahogar sus penas, para luego sentirse mejor. Ahora me imagino que estás más tranquila y con esa sonrisa linda con la que te conocí.

    Sonríele a la vida! =D =D =D
    Nunca estarás sola…
    ____

  3. militak dice:

    Hola compañero anónimo =D

    Sí… fue realmente gratificante y bello la experiencia que viví al desahogarme con mi mami, sobretodo porque no soy muy expresiva con ella(mi familia entera, en realidad)… fueron tantas cosas las que sentí. Dios nos da tesoros como los amigos que están cuando uno los necesita, pero no siempre se puede; sin embargo, una madre y un padre siempre estarán allí…pase lo que pase.

    Me siento muy bien… no me siento sola, a pesar de lo tradicional que es mi madre, me demostró que me quiere, que trata de entenderme… y que ella también está tratando de superar esa barrera para dar amor, que indirectamente una educación rígida le ha dejado.

    Gracias por leer…
    Saludos.

  4. aludplateado dice:

    Eso es verdadero amor, todo el mundo se siente así alguna vez, cuando deprimido estoy me alejo aún más de mi familia, me encierrp en mi cuarto y espero a que el tsunami toque mi puerta, pero no lo dejo entrar. Toda persona se crea esa barrera, que es lo que tu llamas dureza. Pero siempre es bueno como tu amigo te lo dijo sacarlo, llorar. Hace tiempo que no lo hago, esté último sabado tuve la oportunidad pero me hice el duro y anduve vagando por miraflores. Hasta que llame a una amiga y me rescato de mi soledad. Cuidate. Sé feliz. Manten a tus amigos cerca. Suerte.

  5. ivan dice:

    😦 no se guardo mi comentario😦 pero sin embargo te puedo decir aquello que ya te dije me trae nostalgia cada ves que leo tu post y si bruno siente algo por ti solo que es demasiado tonto para hacer las cosas😄 deberia ser mas egoista pero la verdad no puede y si alguna ves lo logra es mas tonto y loser y sonso y mongolito y burro y en resumen mas brunooo aun,. peeeero eso no importa realmente lo importante es que encontraste aquello que siempre estuvo alli y que despues de mucho tiempo lo encontraste y lo volviste a descubrir a tu madre(en el personaje)🙂 me endulza el corazon la nostalgia que me produces gracias x todo eres un sol!!!!!!!!, demasiada vida!, demasiada unica!, demasiada luz como para que exista noche…, demasiado cerca como para abrigar…, demasiado lejos como para extrañarte…, demasiado sonriente como para romper los hielos de cualquier corazon…, demasiado paciente como para darle salvacion a la desesperacion.., demasiado noble como para que el orgullo se encoja en si mismo..,demasiado tu mili demasiado tu… Eres un sol milii al menos para mi si…

  6. ivan dice:

    voy a sacarme mas ese pensamiento q tengo de ser fuerte y no llevar mis problemas a casa porque debo ser el hijo ideal y estoy haciendo las cosas bien y me va bien(implicitamente) a mi familia con mi silencio talvez el hielo o la barrera la estoy poniendo yo gracias otra vez eres un sol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s