Y lentamente nos dejamos vencer


Se nos cayó la valentía y no la queremos recoger… avanzamos cobardemente, y lentamente nos dejamos vencer.

De qué se trata la vida entonces, si no queremos arriesgar. Qué sería la vida si nadie quisiera luchar. Y por qué sin luchar ya nos dejamos ganar.

Qué hacemos viviendo si no queremos vivir. Qué haces tú lamentándote allá atrás. Qué hago yo esperándote acá. Qué hacemos enpolvándonos por miedo.

Y qué hacer con nuestras manos si no queremos tocar, y qué hacer con nuestros ojos si no queremos mirar; y qué hacer con nuestros oídos si no queremos escuchar; y qué hacer con nuestros pies si no queremos caminar; y qué hacemos con nosotros si ya nos dejamos derrotar.

Cómo avanzar, si aún te espero en mi puerta; cómo, si aún me esperas y no sabes qué esperas en tu puerta; cómo, si aún esperándote te quiero lejos, muy cerca y a la vez tan lejos.

Guardando un sentimiento avanzamos cobardemente, y lentamente nos dejamos vencer.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. ivan dice:

    en la nobela el retrato de dorian gray mencionaron una frase importante y que se quedo gravada en mi mente … aquella persona que no esta dispuesto hacer locuras por amor no tiene derecho a enamorarse… empieso a sospechar que nunca las hizo pues creo su egoismo y egocentrismo era parte de su fortaleza… de alli creo tu temor de lo real…no hay culpables… simplemente no se dio lo que no tenia que ser… tan cierto como eso. o al menos esop pienso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s