La Intriga – Un amor ideal


Esta pradera en que nos encontramos, oh, pequeño infinito! devolvemos.  Pero este amor, amor, no ha terminado.

de: “soneto XCII”, en Cien Sonetos de Amor, Pablo Neruda


Hace demasiado calor. Dijo que esta vez llegaría más temprano que nuestra cita anterior. No interesa, me dice que se retrasó porque su madre lo había enviado a comprar a la bodega. Lo amo. No puedo reprocharlo, yo también me he retrasado muchas veces. Me encantaría conocer a su familia, pero siempre me dice que aún no es buen momento. Deben ser muy conservadores, pienso.

Las horas pasan tan rápido cuando estoy con él que a veces pienso que debo estar soñando, tanta perfección no puede ser real.

Me rodea con sus brazos. Me encanta. Sabe lo que me enamora, me engríe, es muy atento y me dice cosas hermosas. Cómo no enamorarme de él. Lo amo.

Me dice que irá a los servicios higiénicos. Me quedaré esperando en la banca que está en la entrada a la pileta, le digo. Se va alejando, dando giros va gritando: ” estoy enamorado, soy el hombre más feliz porque tengo a la mujer que amo”. Todo el mundo se nos queda mirando, me siento emocionada y estoy ruborizada. Allá va mi loco amor y acá se queda una mujer enamorada.

Es un tipo muy apuesto, me dice una señora de edad, sin embargo, los amores pasionales son muy engañosos y duran poco.

Un miedo me invade, intento distraer mi mente en el recorrido de las gotas que caen ansiosas a la pileta. Oí lo que te dijo aquella señora, me dice un joven, la única verdad de lo que vivimos es la que tenemos dentro. Adiós.

Adiós, le digo también. No se acercarían a hablarme sino hubieran notado mis miedos en mi rostro. Desearía nunca haber leído el mensaje anónimo que me llegó a la oficina. No, mi novio no me engaña. Él me ama.

A la mujer más bella del universo, me dice mi gordo. Amor no exageres mira como todos nos miran. Nos miran porque es la verdad y me envidian por tenerte a mi lado.Te amo. Esto es para ti. Terminó su discurso entregándome un ramo de rosas rojas y blancas. Cómo no amarlo y cómo no enamorarme de él si me llena de detalles y sorpresas; él nunca deja de sorprenderme. Él es tan lindo; me fijé en él por ser muy noble, no pensé en lo atractivo que es, no culpo a las mujeres el no poder evitar mirar lo que ya es mío.

Cierta mañana  me desperté más temprano de lo normal, eran las 5:30 de la mañana de un lunes laborable. Debí agradecer al mensajero el haber tocado el timbre a esa hora de la mañana y traer la correspondencia, que hace menos de un año, dejé de recoger de la agencia de correos, sin embargo, mi estado somnoliento no me dejó pronunciar palabra alguna. Eran cartas de mis familiares, que hace años no veo; y  unas más, sin remitente. Mis padres me contaban que en Perla Crisol, el estado donde se fueron a vivir  después del casamiento de mi hermano mayor,  todo era hermoso y el clima les había caído muy bien, tanto que las 8 pastillas que mi mamá tomaba a diario, por su alergia, se habían reducido a 4. Larga vida a nuestra Matriarca! gritaba, aprovechando de las ventajas  que me trae el vivir sola en la casa  que me tuvo y tiene desde la infancia, mientras terminaba de leer  el resto de cartas. Ya eran las 7 de la mañana de ese día y no tenía más tiempo, de modo que tenía que dejar las cartas sin remitente para la noche. Noche en la que nunca las llegué a leer.


Ya han pasado varios meses desde que guardé esas cartas en mi velador. “Nunca dejes tus asuntos para después” es una frase que mi padre repetía siempre que me quedaba hasta altas horas de la madrugada por algún trabajo.

Voy regresando de la agencia de correos. Ha sido un día  de arduo trabajo. Todo me fue muy bien y gracias a Dios no llevo trabajo a casa, para hoy solo tengo un par de cartas más sin remitente. Me invade una sensación extraña por aquellas cartas. Me pregunto cómo llegó a la agencia sin los datos del remitente, y no es la primera vez. Me gana la curiosidad y empiezo abriendo  el primero.

[…]No ha sido intención de mi persona ni el de mi hija incomodarla con nuestras cartas, pero nos corresponde hacer respetar nuestros derechos. Usted ha desbaratado nuestro núcleo familiar y eso lo sabe muy bien. No ha sido suficiente para usted el haber desintegrado a mi familia, sino que ahora quiere quitarle el apoyo de su padre a mi hija. Usted, sea quien sea, no sabe el dolor que nos sigue causando, jamás le desearía a nadie el mal que usted me ha hecho y le hace a mi hija. Aléjese, yo no le deseo ningún mal, pero todo en este mundo se paga y usted la va a pagar bien caro […]

Oh, Madre mía. Esto no es cierto. Abriré la otra carta. Dice lo mismo. No, no voy a creer en cartas anónimas, que ni sé cómo llegaron. No sé qué hacer,  ni qué más pensar. Siento un nudo en la garganta, ya no soporto más, por qué me engañó, cómo sucedió que no me di cuenta. Cómo, cuándo y dónde, y por qué conmigo[…] Debo leer las demás cartas!  Camino cada vez más rápido. Mi celular suena. Es mi novio. No debe notar mi estado. Respiro hondo. Hola cariño qué sucede, le digo. Mi vida, estoy yendo a  tu casa, estaré en tu puerta en 40 minutos, te tengo una sorpresa. Te amo gorda, terminó diciendo.  Una sorpresa me la acaba de dar, ahora me tendrá que explicar todo. Debo llegar pronto a mi casa y secarme estas lágrimas. Yo sabía que tanta perfección no podía ser real, y esa señora, claro, esa señora  que me habló la vez pasada tenía mucha razón al decirme que estos amores pasionales son peligrosos y duran poco.

Dónde puse las demás cartas, yo recuerdo que las dejé aquí. Aquí están y son de hace varios meses.

[…]Cómo puedes ser capaz de quitarme a mi marido, no puedes pensar en el sufrimiento que nos causas a mí  y a mi hija. Habiendo tantos hombres por qué te fijas en los casados, por qué le quitas el padre a mi hija, por qué le traes sufrimiento y desdicha[…]

[…]Nunca serás feliz, la vida te las va a cobrar toditas desgraciada. Nunca tendrás una familia. Todo se paga en esta vida y a ti todo te irá mal por tu maldad. Ahí te mando algunas fotos. Nos has fregado la vida, sin embargo, hay algo que debes saber, no eres la única, hay otra mujer en Perla Crisol, no eres la única que arruinó mi vida y la de mi hija […]

No podrá negarlo, me mintió todo este tiempo. Aparece en las fotos. Tiene una hija menor y otra amante, y aún así se metió conmigo con puras mentiras. Cómo sucedió todo  esto sin que me diera cuenta. Cómo fue que me engañó, si decía que me amaba, por qué me engañó, por qué me  hace esto si yo lo amo.

Es el timbre. Esto se va a terminar esta noche. Amor, mi gorda  qué te pasa. No, nada de gorda. Gorda tu abuela. Por qué, mira estas fotos, lee las cartas, por qué me engañaste, por qué me mentiste,  hasta cuándo me ibas a ocultar a tu familia y tu otra amante, hasta cuándo. Por qué me haces esto a mí, si yo siempre he sido sincera y te he amado, pensabas casarte conmigo estando casado con esa mujer. Cómo pudiste. Quiero que te largues; llévate todo, tus pulseras, el anillo de compromiso, tus malditas rosas, llévate todo y dáselos a ellas, a tu mujer y tu amante. A mí, a mí solo déjame en paz. Lárgate  que ya no quiero saber más de ti. Habla! por qué no hablas, defiéndete, al menos dime que todo esto es mentira, pero di algo. Lo sabía, tanta perfección no puede ser real, siempre me viste la cara, me tomaste el pelo, te burlaste de mí. No te quiero ver en mi vida. Lárgate!. Pero, gorda yo te amo y todo esto ya te lo iba a decir, y esas fotos son trucadas, no es mi hija, es su sobrina… No, ya no digas nada; mira las fotos, son de un bautizo, y la otra es en el hospital, cuando nació… ¿así que no eres tú? entonces si las fotos son trucadas por qué se ve lo mismo en los negativos. Eres un mentiroso, cínico, cómo puedes negarlo, no me digas más mentiras, lárgate que hay una niña que espera por su padre.

Cómo pudo hacerme esto, si yo lo amo… Nunca, jamás lo volveré a ver, jamás.

Cómo has estado,  dice Josue, un colega. Ya mejor que antes, me está costando, pero, lo voy a superar. Él ha estado preguntando por  ti en recepción y en ninguna ocasión lo han dejado entrar. Sí, lo sabía, yo di la orden; quiero mi tranquilidad lejos de él.  Te entiendo; recuerda que siempre  puedes contar conmigo. Muchas gracias, le digo. Se da cuenta de la hora y me dice: Nos vemos más tarde, te ayudaré con lo de la mudanza en cuanto termine el proyecto con el ingeniero.

Ya ha pasado un buen tiempo desde la última vez que lo vi. He sabido que ha ido a buscarme, pero los guardias no lo dejaron llegar a mi casa. Hoy es el día de mi mudanza.  Me mudaré a un departamento que Josué amablemente consiguió por mí. Es  muy bonito y el lugar es tranquilo.




3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. aludplateado dice:

    Me soprende mucho tu forma de contar las cosas. Es posible que tanta perfección se acabe de un día para otro, sí la historia existe, no descuides ese amor, pero ten precauciones, siempre es bueno. Te deseo un mar de corazones rojos, flechados por un amor incondicional, nunca dejes de amar aunque no te amen, no olvides mis palabras, pero ten presente los peligros que corres. Te de suerte.

  2. Hunter dice:

    amores ideales?¿¿…son quimeras o talvez realidades que dejan solo un camino el cual esta rodeado entre neblinas que mortales desean tener y solo unos cuantos son dichosos de poderlo tener ya que sus corazones se volvieron faroles y senderos que solo los amores sinceros lo podran obtener.

  3. ivan dice:

    no entiendo mucho la infidelidad y esque no entendi nunca a mi padre n aveces los extraños consejos de mi madre talvez los decia por temor a que sufriera, como mis hermanos jamas sobre todo el menor!!! Hay amor de verdad? El que parece un sueño? Hay amor incondicional del que no se ve?… Del que no tiene verguenzas de gritarlo y ser feliz? Existe el amor puro y sin engaños? Pues yo creo que si… Talves eso me hace debil. Pero yo si creo que existe🙂 …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s