Muerte en vida


Ya son tres accidentes por las que ha pasado mi cuerpo; caer del tercer piso de mi centro de trabajo me ha hecho reflexionar acerca de mi existencia, si es que aún existo…

Tengo cuatro hijos con los que no interrelaciono, solo sé que eran muy juguetones cuando pequeños. Al mayor le gusta, o gustaba mucho jugar basketball, pero a pesar de que pertenecía al equipo de su colegio y era el capitán no he visto como ha conseguido cada una de sus medallas… del resto mentiría si trato de dar alguna referencia, pues no sé nada de ellos, solo recuerdo aquellas vocecillas diciendo -¿Papá, por qué tomas mucho licor?-, o cuando la pequeña me decía llorando -¿Papito, acaso no me quieres?-… ya no siento mis piernas, pero siento todas esas palabras de intención punzocortantes por mi amarga realidad. Tengo la certeza de que me quieren… pero no sé cómo pueden quererme tanto.

Yo no sé lo que significa querer… dicen que si eres bien amado sabrás amar a los demás, pero mis hijos me aman y no sé cómo amarlos…

Se me agotaron todas las fuerzas. No tengo fuerza de voluntad desde que aquella persona me engañó, se cobró conmigo todo el daño que la vida, que eligió vivir, le facturó, creí estar curado y así decidí empezar de nuevo, la motivación por alguna razón se me agotó, necesité más ayuda de la que pensé necesitar y ahora me encuentro sólo entre cuatro paredes, pensando como sanar las heridas de los que con buena intención siguen pendientes de mí y quienes nunca pidieron estar vinculados a un tipo como yo… quisiera jamás nunca haber existido, borrar las heridas que he provocado estando sin estar con ellos, los únicos que me han querido toda mi vida… mi familia.

Tengo heridas en mis miembros inferiores pero, no las siento… siempre he deseado no sentir nada, sin saber que este día llegaría no disfruté de las facultades que, no hace muy poco dejé de tener. Dediqué mi vida a los vicios que me tenían fuera de este mundo por horas, sin saber que el retorno sería desastroso me refugié en las drogas, por mi debilidad… por largos años, opté estar más tiempo fuera de este mundo, adormecido, drogado y embriagado.

Desearía volver a Nacer y, por mi familia, vivir para poder darles amor.

En suecos ajenos
M.E.C.G.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s